29 ene. 2018

Regional Padis 21-01-2018














Saludos, seguidores de ambos lados de la Fuerza. Hoy os traemos el report del primer Regional de esta temporada, que tuvimos el placer de jugar en Padis el pasado 21 de enero.



Era el momento. Padis, un lugar que siempre será entrañable para la comunidad de SW LCG en Madrid, convocaba su último Regional oficial y además era el primer gran torneo de nuestro juego que se celebraba en el nuevo local recién inaugurado. Reconozco que tenía muchas ganas de ver el cambio, ya que no pude asistir al torneo inaugural. También me recorría una emoción rara, por aquello de pensar que esto era el inicio del fin del OP oficial. No voy a ser hipócrita, es de todos sabido que hemos sido muy combativos con el juego organizado oficial, pero también es cierto que igualmente lo hemos apoyado con nuestra presencia como jugadores y desde el blog, ya que al final todos queremos lo mismo: jugar y que el juego tenga larga vida. El caso es que, una vez más, los premios no me llamaban mucho la atención, pero tenía enormes ganas de volver a reunirme con la comunidad (llevaba sin jugar desde el Balance) y de volver a sentir todas las sensaciones que provoca un evento de este tipo.

Si ve que no estamos, Álex sale a buscarnos.


Éramos diez jugadores confirmados; llegó la hora y fuimos amablemente recibidos por Álex, como siempre, y en seguida bajé a ver el local. Había que calibrar el tamaño de las mesas (al fin cabían dos tapetes sin problema xD) y buscar los enchufes y la mejor posición posible para la cámara, ya que grabaríamos el top. Hechos todos los preparativos, incluida la falta de fundas de Saibot (a todo un veterano también le pasan estas cosas) y la confección de las decklists a última hora, como casi siempre, llegó el momento de tomar posiciones y poner las cartas sobre la mesa.

Hagamos un repaso a los mazos, como siempre, y así lo podremos comparar con lo que vimos en el BOTF, a ver si hay un meta definido o siguen todas las posibilidades abiertas. Lo primero que llama la atención es la ausencia completa de dos facciones. No hubo mazos ni de facción Rebelde ni de Armada Imperial. Casi se nos cae la lagrimita de emoción cuando recordamos los torneos casi monotemáticos con Navy Cerda y vemos que ahora se juega sin facción Navy, aunque lo cierto es que, cuando se analizan los mazos, encontramos que algunos de los principales elementos de aquel mazo siguen presentes en las mesas (sobre todo Yularen, presente en cuatro mazos); pero la llegada de las nuevas cartas de facción, que favorecen jugar facción Sith o Scum aunque vaya mezclada con Navy, ha sacado bastante al odioso Tarkin de las mesas.  Llama también la atención la abrumadora superioridad Jedi en el LS, pero también es algo engañoso: no había ningún mazo Jedi puro (mientras que sí lo había, por ejemplo, mono Smuggler). Todos los mazos con facción Jedi lo eran o con Guardianes de la Justicia (Jedi-Rebelde, seis de cada y reserva siete) o eran mayoritariamente Smuggler (los wookies pegan muy fuerte) y llevaban facción Jedi por Yoda. Otra de las cosas que parecía preverse era que éste iba a ser el Regional de los ewoks, pero solamente hubo tres mazos que los llevaran (eso sí, dos de ellos llegaron al top4). En el DS la mezcla preferida parece seguir siendo Sith-Navy.




En lo que a cartas de facción se refiere, esta vez hubo una abrumadora mayoría de cartas nuevas. En DS nueve de los diez mazos las llevaban; seis eran Ejecutores Galácticos (Sith-Navy, seis de cada y reserva siete) y tres Contratistas Imperiales (Scum-Navy seis de cada y reserva siete). En LS parece que, al igual que en el BOTF, sigue costando más, ya que la cifra se reduce a seis mazos, todos ellos con Guardianes de la Justicia. En cualquier caso creo que la nota positiva del análisis de mazos es que había variantes para todos los gustos: Skylander, TIES, Wookies con Jedi, Ewoks, mazos de personajes poderosos (mezclando a Xizor con Palpatine, por ejemplo), un meta muy abierto en el que hay muchas opciones de crear mazos competitivos y en el que además es difícil prever qué te vas a encontrar. Siempre hemos pensado que estos son los momentos más dulces de este juego.

Mi experiencia personal en este Regional fue positiva. La primera ronda fue con Berith, con quien me encanta jugar por la intensidad con que vive el juego, que para mí es contagiosa, y porque cada vez te lo pone más y más difícil. Yo empecé con LS, y ella llevaba TIEs. La verdad es que sus naves no tiraron gran cosa, mientras que mi Skylander tenía ganas de trabajar y fue rápido. En LS ella llevaba unos wookies que me daban mucho miedo, sobre todo porque yo salí con Pelea de Bar y esa pipa extra podía hacerme un gran favor o destrozarme (ella salió con Demostración de Valor). Creo que controlé bien la partida, pero a base de ganarme la Fuerza en algunos turnos se nos alargó en exceso y cuando avisaron del último turno de la Luz ella no tenía posibilidad de ganarme. Así pues, 4-1 para mí y a por la segunda ronda de suizo.

Berith y yo muy concentrados en nuestra partida.


Delante estaba Ikari; esa misma semana habíamos jugado nuestra partida, así que él conocía mis mazos. A pesar de ello, Skylander no me decepcionó y la partida fue una victoria relativamente rápida para mí, ante su escasez de tácticos y la imposibilidad de defender mis ataques. Y llegó el momento de enfrentarme por primera vez a un mazo de ewoks. No tenía muy buen recuerdo de ellos, ya que la última vez que me las tuve que ver con ellos fue en el Regreso a Tatooine de 2015 y Raxar me barrió con ellos. Ahora tenían pinta de ser más potentes gracias a Logray y sus movidas. Mi DS comenzó muy perezoso, sacando mucha broza y sin apenas posibilidad de jugar claramente a la defensiva ni al ataque. La suerte que tuve es que él tampoco parecía estar sacando todo el potencial al mazo, aunque lentamente la mesa se llenaba de bichejos peludos y eso me preocupaba, con su Logray y sus Ayudas Índigenas. Creo que un Sombras del Imperio me sembró la duda: bajarle Guerreros del Bosque o La Tribu de los Árboles. Opté por el primero porque me parecía más peligroso y sobre todo porque el segundo tenía dos daños y confiaba en poder destruirlo en ese turno. No puedo decir que la decisión resultara errónea, lo que fue equivocado fue el ataque posterior, en el que por salvar más unidades para la defensa fui con los explosivos justos y contando con el sin opo. Como resultado me vi con un Ewok Emboscado que no me esperaba y La Tribu… quedó a un daño de morir. A la postre, esto iba a resultar determinante ya que cuando él lanzó el ataque en su último turno para destruirme el tercer objetivo, yo tenía en mano el evento Eliminación de Amenazas. Mi plan era dejarle que pegara, confiado, perder la edge y subirle a Logray a la mano para que no pudiera traerse el ewok con explosivo que necesitaba. Pero en medio del ataque recordé el dichoso objetivo que me impedía hacer objetivo a sus ewoks, así que poco pude hacer y la partida quedó en 3-3.

Ikari y Alatriste en un momento de su partida.


La tercera ronda contra Rafa tuvo su historia. De nuevo tenía delante un mazo de ewoks, esta vez mi rival fue capaz de juntar mucho táctico en la mesa y yo me veía con pocas unidades y casi siempre bloqueadas, así que no llegaba nunca a poder jugar cómodo. Pero mi rival tampoco parecía amenazarme mucho, pues le faltaban explosivos. Para muestra, una jugada en la que me atacó con cuatro ewoks y C-3PO, sin defensa: son cinco tácticos. La mesa me la cerró, pero como mi Lealtad Forzada tenía un escudo no logró dañarla, ya que solamente hizo el sin oposición. Eso me permitió hacerle un daño y destruirle un objetivo, y vi la posibilidad de llevar el dial a 11, forzándole a que me ganara en ese turno (cosa que parecía poco probable ya que según creo recordar solamente me había destruido un objetivo) o perdiera definitivamente. Y ése fue mi error, ya que le ataqué, le destruí el objetivo y sí, llevé el dial a 11, pero él sacó su segundo Guerreros del Bosque (el primero se lo había mandado abajo con un Sombras del Imperio) y su tribu de ewoks se convirtió en una máquina de destruir que no pude detener. Bastante ofuscado por esta partida, larga y correosa y perdida por un error que pude haber evitado, estuve totalmente fuera de la siguiente en la  que, tras un par de turnos sin mucho que convocar por mi parte, sus TIEs me hicieron picadillo. 0-6 en mi contra y más cabreado que un mono por mis errores.  Sin embargo, gracias al entrenamiento jedi al que he sido sometido por mis compañeros del Valle, reseteé el cerebro y me dispuse a disfrutar mi última ronda pensando que ya no entraría al top.

Vicen y Berith sienten la presión del grupo ...


Delante Balion, que va como un tiro en la Liga y que en nuestros últimos enfrentamientos me había llevado al límite. Él jugaba su LS y trataba de hacer mesa, cuando vi la oportunidad de desbaratar su estrategia bajándole un Demostración de Valor y destruyendo su Deuda de Vida Wookie. Eso fue determinante porque sacó los otros dos objetivos jedi de su mazo, además del MTFBWY que ya tenía en mesa, y se quedó bloqueado de recursos smugglers. Es curioso, porque jugando con él en el Store de Ludus, a mí me pasó exactamente lo mismo. Sin embargo, para él no hubo remontada posible, ya que al desaparecer Demostración de Valor murió un Caudillo Wookie con cuatro daños, y en ese turno sólo pudo bajar un Force Cleansing que puso a Chewie, pero Zekka estaba preparado para ganar la edge y con sus tres pistolas liquidar a nuestro wookie favorito. Gané, aunque se acabó haciendo muy larga porque con su May me había ganado la Fuerza casi todos los turnos. Cuando empecé con mi LS sabía que tendría poco tiempo para resolver la partida, y mentalmente pensé que a menos que hiciera un 6-0 mis posibilidades eran nulas. Su DS ayudó, ya que le escupió bastante, y en el segundo turno solamente tenía en mesa un Death Trooper para poder defenderme. También era cierto que yo solamente había conseguido hacer dos daños en uno de sus objetivos. Y entonces ocurrió la jugada. Con un Rebel Assault, la reacción del Skyhooper de Luke, usando la habilidad del objetivo Recorrer el Cañón, activando la habilidad de Rojo Dos, la Estación de Reabastecimiento …es decir, empleando prácticamente todos los trucos del mazo en una sola jugada conseguir destruir los tres objetivos. Ese 6-0 me sirvió para empatar a puntos con Rafa y superarle por SOS, así que era top4.

A Ovión parece que no le preocupa
mucho la concentración de Kylar.


De mis partidas del top solamente hablaré de la de Ikari, porque las otras dos están grabadas y las podréis ver en un futuro no muy lejano, así que ya las comentaré en vídeo. La partida con Ikari me dio buenas sensaciones al principio, ya que el sorteo determinó que yo jugaría LS y él DS, y en el suizo había sido bastante fácil. Sin embargo, en esta ocasión su DS no escupió y mi mazo estuvo más perezoso que de costumbre. Él bajó a Thrawn en turno uno o dos, y fue un auténtico dolor para mí, ya que en todos los turnos tuve que apañármelas para hacer algún daño evitando que el chiss hiciera de las suyas. Pero el verdadero problema llegó cuando además bajó Palpatine, ya que él pasó a la acción y me atacaba y bloqueaba la mesa. De hecho y a pesar de tener el May, hubo turnos que no pude ni ganarle la Fuerza. Al final estas partidas tan igualadas suelen resolverse por pequeños errores, que muchas veces son fruto del cansancio. Él podía ganarme en ese turno si me destruía los tres objetivos, cosa que no parecía difícil ya que yo tenía uno con cuatro daños, otro con tres y otro con dos, poca defensa y creo que ningún táctico. Entonces él atacó a mi Yavin 4, que tenía cuatro daños, con Mithel y un Consejero del Emperador. Yo defendí con un Y-Wing y un nudj. Eran mis únicas unidades preparadas, pero fueron suficientes para impedir el sin opo, y en ese turno ya no me ganaría. Ikari se dio cuenta después. Entonces llegó mi turno. Era evidente que tenía que ganar sí o sí, porque en el siguiente turno sería destrozado. Tuve suerte porque al reponer el objetivo que me había destruido saqué un Mando Central. Como yo le había roto dos a él, robaría nueve cartas en ese turno. Mi mano fue muy muy rara, ya que tenía Blue Nine, los dos Cassian, y la Mejora de Droide Astromecánico, entre otras cosas menos útiles. Hice mis cuentas, ya que el problema era su Thrawn, al que no podría matar por culpa de un Guardia del Emperador que le protegía. Tampoco tenía tácticos que impidieran que me bloqueara una unidad atacante, y necesitaba todas mis explosiones. No sabía si debía bajar a Cassian, porque necesitaba ganar la ventaja para que las explosiones blancas de mi Independencia funcionasen. Le puse la mejora del droide a un Skyhooper normal que andaba por allí con Farlander, y me dispuse a ganar la edge. Así fue, así que el Skyhooper pudo golpear primero y hacer sus explosiones y a continuación la Independecia completó el trabajo. Tendría que jugarme el pase a la final con Saibot, pero ésa es una partida que también podréis ver en nuestros vídeos, así que ya os la comentaré entonces. 
Solamente queda felicitar a Raxar, campeón de este Regional e invitaros a que no os perdáis los vídeos. Que la Fuerza os acompañe.

Álex entrega el trofeo de campeón a Raxar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario